viernes, 13 de junio de 2008

3º y 4º juego!!!!

3º juego:


En un partido muy complicado para los Angeles Kobe Bryant con 36 puntos se echó el equipo al hombro y le dio la victoria a L.A.
“Queriamos salir y jugar el duelo” dijo Bryant quien acertó 11 de 18 desde la línea de falta, “no nos sentíamos deseperados por tener la obligación de ganar este juego”.
Si en el juego 2 el factor X fue Powe, en este juego el serbio Sasha Vujacic fue la energía desde el banco y ayudó a su equipo con 20 puntos. “Jugamos con corazón” dijo Vujacic “no jugamos un gran partido, no jugamos bien, solo peleamos hasta los segundos finales y esa fue la clave de la victoria”.
El tercer juego comenzó con unos Celtics erráticos, no solo perdiendo canastas fáciles sino, entregando mal el balón. Kobe por su parte atacó la canasta cada vez que pudo y en lo primeros 5 minutos el MVP de la temporada regular sumó 7 puntos, 5 desde la línea personal.
Los Celtics cometieron su quinta falta y entraron en penalidad faltando 5 minutos para el final del primer cuarto. Era un 17-14 parcial y pese a que los Celtics no estaban defendiendo como en los dos primeros juegos, Rajon Rondo los mantuvo vivos en el marcador con 6 puntos y 3 asistencias.
El “Big Three” no fue nada efectivo en el primer cuarto acertaron 1 de 12 lanzamientos desde el campo, KG 0 de 5 intentos. Al final de los primeros 12 minutos de acción el juego estuvo empatado a 20 puntos.
Para el segundo cuarto los Lakers volvieron a su juego, al movimiento de balón para encontrar al mejor lanzador descubierto. Garnett siguió negado con la canasta 0-6 desde el campo, para la super estrella y un pobre 28.1% desde el campo para Boston.
Así los Lakers alargaron su diferencia a 7: 38-27, Kobe Bryant, lejos el mejor para los angelinos con 19 puntos. Por su parte el jugador español Pau Gasol, no encontraba los puntos, en 20 minutos de acción había anotado un solo punto para L.A.
Al final de la primera mitad el marcador parcial fue de 43-37 a favor del equipo californiano.
Para la segunda mitad los Celtics no solo remontaron la diferencia sin que comenzaran a liderar el juego. Ray Allen seis aciertos de nueve desde el campo era el mejor del trío de estrellas de Boston, incluyendo 4 de 4 en triples. Fue una corrida de 15-3 la que llevó al equipo verde a tomar el control del juego.
Con un parcial de 62-60 a favor de los Celtics terminó el tercer cuarto. Kobe Bryant hasta ese momento era el mejor hombre de los Lakers con 26 puntos mientras Ray Allen era la figura de Boston con 22 anotaciones.
Cuando restaban 8 minutos para el final del juego Paul Pierce cometió su quinta falta personal lo que obligó al capitán a sentarse en el banco, su producción ofensiva era casi nula sólo dos puntos marcaba el No. 34 hasta ese momento.
El partido era muy cerrado, en los últimos minutos, Los Lakers comenzaron atacar con una corrida 7-2, lideraba por Kobe que lo hacía todo con 32 puntos para darle un respiro a su equipo con una ventaja de 5 puntos (75-70) y cuatro minutos por jugar.
Con dos minutos por jugar y arriba dos puntos en el marcador Sasha Vujacic se encargó de abrir la ventaja a 5 con un triple y prácticamente sentenciar el juego a favor de los Angeles Lakers. KG y Eddie House quisieron acercar a los Celtics pero Kobe Bryant sumó otros 4 puntos con 38 segundos por jugar para aumentar la diferencia a 6 puntos y dejar el marcador final 87 -81.
El cuarto juego de las finales se jugará el próximo jueves de nuevo en Los Angeles California,



4º juego:



En un partido con un final dramático los Celtics se sobrepusieron a un déficit de 24 puntos para llevarse el cuarto juego de las finales y dejar la serie 3-1 a su favor.
“Cada vez que tratamos de cerrar la ventaja ellos respondían con alguna jugada para mantener la diferencia” dijo el entrenador de los Celtics Doc Rivers “pero pudimos pararnos bien defensivamente y empezamos a abrir la cancha de esa forma nuestros anotadores pudieron tener más lanzamientos abiertos, estoy muy orgulloso de la mentalidad de todos mis jugadores este noche” afirmo Rivers.
Ha sido el mejor regreso en toda la historia de la liga, ningún equipo había remontado una diferencia de 24 puntos para ganar el juego.
“Estamos muy contentos con la victoria, pero esto no se ha acabado” dijo Paul Pierce al finalizar el partido, “aun queda el juego más difícil de ganar y quiero la victoria el próximo domingo en el día del padre y solo luego podré respirar en paz”.
Los primeros minutos comenzaron con una corrida 9-2 de los Lakers gracias al descontrol defensivo del equipo verde. Los constantes gritos de Doc Rivers hacia los árbitros le costaron una falta técnica con tan solo 3 minutos de acción. Lamar Odom terminó la corrida con un espectacular dunk que hizo levantar a todo el público de sus asientos.
La ventaja se alargó abultadamente, con un Odom que no fallaba nada 13 puntos y 4 rebotes para el alero y un parcial de 35-14 mostraba a unos Lakers muy superiores en el primer cuarto.
Para el segundo cuarto los Lakers continuaron dominando el partido y mantuvieron la diferencia de 20 puntos la mayor parte del tiempo. Sin embargo, los Celtics respondieron con una corrida 8-0 para cortar la diferencia a 12 puntos.
Al final de la primera mitad los Lakers volverían a atacar para mantener una diferencia de 18 puntos. Jordan Farmar anotaría una canasta de tres puntos a milésimas de segundos para dejar un parcial de 58-40 a favor de los angelinos.
Los Celtics lograron acortar la amplia diferencia que tenían los Lakers a solo 2 puntos (corrida de 23 a 5), Posey reemplazaría a Perkins quien tuvo que abandonar por una lesión en su hombro.
Pese al gran trabajo defensivo de Posey, a falta de dos minutos para el finalizar el tercer cuarto el jugador de los Celtics cometió su quinta falta personal, aún así Doc Rivers decidió mantenerlo en la cancha para seguir eliminando a Kobe Bryant quien hasta ese momento solo había anotado 7 puntos. El tercer cuarto terminó con un parcial de 73-71.
Con tres minutos para el final del partido los Celtics se montaron por encima del marcador por primera vez en todo el partido, era un parcial de 84-83. El público enmudeció con un lanzamiento de Eddie House, quien hizo las veces de base tras la ausencia de Rajon Rondo.
Kevin Garnett y Ray Allen se encargarían de abrir la diferencia a 5 puntos con dos minutos por jugar. Con menos de un minuto para el final Posey encajó un triple los Celtics y Fisher respondió con otro para L.A.
Ray Allen se encargaría de definir el partido quitándose fácilmente la marca de Sasha para llegar solo a la canasta y entregarle el triunfo a los Celtics.
3-1 queda la serie a favor de Boston, el quinto partido de las finales se disputará el próximo domingo 15 de junio en Los Ángeles.



3 comentarios:

Lonely Paul dijo...

Hello

dennis_mora91 dijo...

Pues esto se acaba, el partido de ayer, tal y como dijera en mi blog, era decisivo, más que el 5º y asi fue. Ahora tova remontar un 3-1 algo que nunca ha ocurrido en las finales NBA

ElSextoJugador dijo...

como lo perdio ese partido LA jeje ahora Boston quedo ahi nomas
saludos capo!